Fractura de coxis: tratamiento

Compártelo!

Auto-Cuidado en el hogar

Las lesiones del coxis son a menudo extremadamente dolorosas, por lo que la atención domiciliaria tiene como objetivo controlar el dolor y evitar una mayor irritación al coxis.

  • Evite sentarse por largos períodos de tiempo. Cuando esté sentado, siéntese en superficies duras y alterne ambas nalgas. Además, inclínese hacia adelante y dirija su peso lejos del coxis.
  • Para las lesiones traumáticas, aplique hielo en el área del coxis durante 15-20 minutos, cuatro veces al día, durante los primeros días después de la lesión.
  • Utilice ibuprofeno o un analgésico similar, como se indica en la etiqueta para el control del dolor.
  • Puede comprar un cojín o almohada en forma de ”donut” para sentarse. Este cojín tiene un agujero en el centro de la misma para evitar que la rabadilla entre en contacto con la superficie plana.
  • Coma alimentos ricos en fibra para ablandar las heces y evitar el estreñimiento.

Tratamiento médico

Además de la atención domiciliaria, un fisioterapeuta puede ser capaz de proporcionar mayor alivio del dolor, en raras ocasiones, es necesaria intervención quirúrgica.

  • El médico puede recetar medicamentos fuertes para el dolor.
  • Los laxantes pueden recetarse para prevenir el estreñimiento.
  • Las inyecciones de anestésicos locales o los corticosteroides en el área del cóccix se requieren a veces para tratar el dolor continuado.
  • En raras ocasiones, el coxis puede extirparse quirúrgicamente.

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí